sábado, 30 de mayo de 2009

El eterno resplandor de una mente sin recuerdos

“Qué felices son aquellos que viven sin culpa! Ellos se olvidan del mundo y son olvidados por éste. El eterno resplandor de una mente sin recuerdos que sólo acepta sus oraciones y rechaza sus deseos” Alexander Pope (1688-1744)"
"Benditos sean los olvidadizos, pues superan incluso sus propios errores" Nietzche.

Por más que intentes olvidar muchas cosas, solo logras ignorarlas, evadirlas, porque siempre habrá algo que se encargará de recordarte lo que tu mente por un tiempo escondió. Y por otro lado, siempre habrá algo de tu ser que impedirá olvidar, o que simplemente se arrepentirá de hacerlo, que buscará otras salidas para arrancar de tu propia mente. Hay otra solución, quedate con los mejores recuerdos, olvida lo que ten convenga y sigue adelante. Llorarás con los recuerdos dolorosos y los buenos serán solo recuerdos. Hay recuerdos que por tu bien tendrás que borrar aunque no quieras. Otros se te borrarán antes que se conviertan en tales. Algunos recuerdos serán de gente importante, otros de gente que ni conoces, serán nombre, ciudades, momentos, fechas, sentimientos, libros, rostros...
¿Qué pasa si un día mi mente queda sin recuerdos? ¿Me gustaría ser alguien nuevo mentalmente?


(continuará porque tengo mucho sueño ahora)

2 comentarios:

Redhead* dijo...

ha alguien ma ke se pego con esa pelicula...


=)


wen blog

valdesensei dijo...

mi niñita:
creo que es bueno recordar las cosas, buenas o malas, porque por ellas corregimos nuestros errores y nos permiten crecer, aunque sean dolorosas
Saludos y fuerza!!
DTB