domingo, 20 de septiembre de 2009

Al verte así, me doy cuenta que no debe ser tan difícil "llegar a ser feliz". Y esto no va dirigido a un "tú", a un "él" o a una "ella". Esto va dirigido a un yo, si a un yo, aunque suene egocéntrico. Porque al ver a gente sonreír me dan ganas de hacerlo, aunque no tenga motivos propios. Y yo sé, aunque mi cara esté inundada, una sonrisa desviará el rumbo de aquellas lágrimas. Porque no todo es malo, ni tampoco todo es bueno. Que la vida se vive, se llora, se ríe. Que uno cae, se levanta y vuelve a caminar. Que cada día es el comienzo de algo. Que al mirar al pasado, al recordar mi vida, sabré que todo pasa y pasó por algo, por lo que seré...por lo que soy.

1 comentario:

flaca! dijo...

a veces los motivos sobran para poder sonreír...tu tienes unos sobrinos hermosos que cada día te dan alegrías, una familia que quizás no es la mas unida de todas, pero es una familia al final, eres una joven linda, que quizás solo necesita ver mas allá de lo que tienes para darte cuenta que la vida todos los días nos regala algo nuevo para sonreír...la verdad se que cuesta a veces mirar las cosas buenas, pero se puede. Michelle te debo agradecer las muchas veces que estas ahi para hablar de cualquier cosa la mas minima que sea, pero estas, ando media mamona jajaja xD en fin gracias por las conversaciones...cuídate mucho, hablamos chauuu