domingo, 6 de septiembre de 2009

El frío consume mis huesos, mi cuerpo mojado por la lluvia, en calles que he estado pero no se me hacen conocidas, viendo gente que no me dice nada su expresión, es algo nuevo y me asusta. Me asusta no poder enfrentarlo como debo, me asusta caer y caer, me asusta no encontrar alguien o algo para yacer abatida y llorar por un rato. Me asusta que la gente que quiero se vuelva recuerdos.

No hay comentarios: