viernes, 26 de febrero de 2010

-Lo necesito a mi lado.
-¿Para luchar juntos?
-No exactamente.
-¿Para no tener más enemigos?
-Tampoco. Nunca acabaran.
-¿Y qué soy yo entonces?
-Lo quiero conmigo, al lado.
-Entonces, ¿somos amigos?.
-Eso no lo sé. Por eso lo quiero más cerca.
-¿Por qué?
-Porque a los amigos hay que tenerlos cerca. Y a los enemigos aún más.


No hay comentarios: