jueves, 25 de marzo de 2010

La tranquilidad que estoy sintiendo constantemente es de temer.Es una arma de doble filo, que te mantiene segura, pero alerta. Me siento en un equilibrio tan espeluznante que me escondo de él. No por masoquista ni por aires de grandeza, es que no sé si estoy feliz o totalmente sumergida en un tristeza que ya la asumí, solo sé que estoy tranquila.

No hay comentarios: