domingo, 27 de marzo de 2011

Te acuerdas pateando un par de piedras, brillábamos.
Lloramos y aunque fue por montones, no nos fue mal.
Tan libres, ocultos bajo un sueño, nuestra razón.
Sincero, amar es lo primero para luchar.
Nunca pude comprender, cuan simpático solíamos sentir.
Solo resistir.

No hay comentarios: