domingo, 22 de mayo de 2011

Me rehuso a querer, hasta que alguien sepa hacerlo conmigo. Me cansé de recibir el vacío, el tal vez, el resto. Me aburre la opción, me atormenta los fantasmas, me asfixia lo contaminado, lo que no se llevó el tiempo, el viento, lo que no botó el recuerdo, lo que no reemplazó lo nuevo. Me siento en el mismo lugar que antes, con el mismo corazón, diferentes personajes, pero la misma acción, la misma escena que se repite una y otra vez.

No hay comentarios: