jueves, 5 de mayo de 2011

Patética.

Y no sacas nada con pensar que es así, que lo fue, que lo será.
Nunca fui capaz de mirarme y esperar, siempre me reflejé en otros, nunca me percibí en mi. Siempre participé de las luchas de otros, siempre fui personaje de sueños ajenos, siendo una extra en los mios. Siempre estuvo la sonrisa quebrada, la palabra de aliento, la mirada perdida, distante. Nunca grité con fuerza, solo grité o vociferé algún sonido, ruido. Alejándome del caos, mientras estaba en él, que ilógico, que cínico suena. A veces, relativamente siempre, soy eso que está en el título. Patética, no?

No hay comentarios: