sábado, 3 de diciembre de 2011

Festín de empresas.

Morbo iba, morbo venía. Llanto. Circo. Cómputo. Cambié la tele y estaban dando Alice in Chains en el Maquinaria Festival, fue como un suicidio, día penca, sensación penca. Me paré de la cama y me metí desesperada al computador. Facebook, msn, blogger. No tengo vida. No fui dueña de casa hoy. La tele de mi casa aún sintonizada con canales nacionales, dando las 27 horas de frivolidad. Mi mamá llora, mi cuñada llora. Me acuerdo de mi primo que iba a esa institución, me acuerdo de la hermana de mi amiga, me acuerdo de un sinfín de casos que han dado y me han estremecido. Zona oriente lleno de tacaños, ¡cómo si fuese sorpresa! Quiero salir y no sé a quien acudir, me desespero, me siento culpable de esto. Pero dentro de toda esta nube de emociones leí una documento destacable, una página web que quien ve este show, tiene que leer. Me llamó la atención una frase, creo que dice todo lo que tú, televidente, debe saber: "La discapacidad no es un tema de dinero, sino un tema de derechos" ¿Te lo explico? La ley 19.284 para la plena “Integración Social de las Personas con Discapacidad” aprobada en Chile el año 1990, señala expresamente en su artículo segundo, que la  prevención de las discapacidades y la Rehabilitación es un deber del Estado chileno y un  DERECHO INHERENTE DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.  (http://www.fnd.cl/discapacidadyroldelestado.html). El fenómeno Teletón nos consume el alma por casi todo un día, por casi todo un año y nos sentimos culpables, ellos deben sentirse peor de mendigar cada peso,  para que nosotros consumamos y lloremos, dejemos de comprar un kilo de pan para colaborar, mientras los representantes del Estado, se sientan por un par de horas y celebran el triunfo. 

No hay comentarios: