jueves, 1 de diciembre de 2011

Y si me dedico a ser feliz, a tientas, a pasos cortos, con inseguridad, con inocencia. Si busco la boca, los abrazos, las caricias de las cosas, quizás me sienta mejor. Y todos los días me doy cuenta que soy menos yo, que al final uno es todos los demás. Y si consumo amor en vez  de que él me consuma. Y si me lanzo, tal vez no caiga. Y si dejo de escribir y comienzo a vivir.

No hay comentarios: