domingo, 19 de febrero de 2012

Necesito de una persona que me calme, que me diga que afloje, que vaya paso a paso, que me entienda, que sonría cuando no me sepa explicar, que me abrace cuando no esté segura, que me diga que estoy equivocada o si tengo la razón, que respete lo que pienso y lo que hago, que me diga todo lo que se le pasa por la cabeza, por el corazón, que no me prometa la vida hecha ni la eternidad, que sea sincero conmigo, que tenga coraje para enfrentar todo lo que venga, que al pimer indicio de mis defectos no arranque, que no aparente algo que no es, que no me embriague con palabras, que no me mienta, que no se lo coma el orgullo, que responda a lo que siento y digo, que me haga vivir días perfectos y días de errar y aprender, que esté dispuesto a darme la mano y darle la vuelta al mundo, pero lo más importante es que sea él, para que yo pueda ser yo.

1 comentario:

recojocolillas dijo...

Necesitas,también,no lanzarte al agua cuando sueño contigo !
me gustaría verte...