sábado, 24 de marzo de 2012

Si la vida fuese un disco duro, yo tendría que enviar a la papelera de reciclaje sucesos, historias, emociones, momentos y un par de documentos más, pero en algún momento podría restaurarlo, entonces para no dejar huella, selecciono vaciar la papelera de reciclaje, para volver a empezar. O cuando se formatea la vida, cuando se formatea el corazón y no se respalda ningún archivo. Pero peor es cuando se llena el disco duro y comienza a funcionar lento, no procesa y no hay cabida para más.

1 comentario:

F dijo...

Cuando se llene el disco duro, apaga la pantalla y espera, espera..

Saludos:)

F.