jueves, 14 de junio de 2012

Todas esas palabras no eran para mí, las escuché, pero no eran para mí. Todos esos momentos no eran para mí, los viví, pero no eran para mí. Todas esas expectativas no eran para mí, las proyecté, pero no eran para mí. Todas esas promesas no eran para mí, las creí, pero no eran para mí. Toda esa libertad no era para mi, la acepté, pero no era para mi. Todo ese miedo y frustración no era para mi, quise eliminarlo, pero no era para mí.Todo el mundo no era para mi, lo creí mío, pero no era para mí. ¿Por qué acepté en mi vida cosas que no eran para mi? Todas las respuestas no eran para mí, las tenía, pero no eran para mí. Todo lo que pensé que era para mí, nunca lo fue, uno vive de préstamos, uno vive con préstamos. Toda la vida no era para mí, ni la muerte, ni la gente, ni yo.

3 comentarios:

Abel dijo...

Pero todo este amo, si es para ti.

Gabo dijo...

Y el tremendo cielo no es para ti?
y las entradas para la teletón no eran para ti?(bueno las entradas no eran para ti...pero la empanada si)
y las tantas juntas pendientes no eran para ti?...
Bueno,son para ti y para mi ji-ji.
Yo creo que hay tantas cosas que son para ti y solo para ti.


(acompáñame a buscar unas entradas?)

Michelle dijo...

Te acompaño, ahora tengo mucho tiempo, estoy de vacaciones, te invoco Gabriel, leeme.